Entrevista a D. Isidro Padrón Barrera, presidente de FANS



*Entrevista originariamente publicada el 12/05/2013


Tenemos la suerte de que los días 16 y 17 de mayo, D. Isidro Padrón Barrera, presidente de la Fundación Canaria de Ayuda a los Niños Superdotados, FANS, nos visite en Madrid con el fin de realizar unas Jornadas-taller sobre el éxito educativo entendido en su más amplio sentido. Con tres hijos de altas capacidades, con 21 años de andadura en la Fundación y centenares de niños que han recibido la ayuda de la misma, con su enorme capacidad de investigación y sabiduría para captar la esencia de la inteligencia humana, D. Isidro Padrón es un referente muy importante cuando se habla de educación. No sólo de educación de los niños de altas capacidades, sino de todos. Cuando se conoce profundamente el funcionamiento de la inteligencia, y a ello se le aúna la comprensión, existe la posibilidad de facilitar a todos los niños las herramientas necesarias para desarrollar todo su potencial, evitando así problemas posteriores, no sólo académicos, sino de todo tipo. Sin duda es la persona que ha obtenido más sentencias favorables en sus repetidas peticiones ante la justicia de atención a las necesidades educativas de los niños, sentando algunas de ellas jurisprudencia de gran relevancia para el ámbito educativo. 

Queremos aprovechar la ocasión para acercar a los lectores de PLE algunas cuestiones relevantes sobre el tema, realizándole esta entrevista: 



PLE: Una de las características más notorias de los niños de AACC es su perfeccionismo. ¿Es cierto que funciona al mismo tiempo como motivador, para ir más allá en los logros, que como inhibidor, cuando el miedo al fracaso o a no conseguir un resultado perfecto bloquean el empuje necesario para llevar a cabo los deseos o pensamientos?


I.P.: Efectivamente, el perfeccionismo puede promover la motivación y al mismo tiempo inhibir muchas acciones que forman parte del desarrollo. Es un doble efecto que no hay que olvidar.  




PLE: ¿Es mejor abordar este tema desde que son niños? ¿Qué ocurre si no se hace nada al respecto o no se sabe qué hacer como cuidadores o padres?

L.P.: Debe abordarse lo más tempranamente posible. Cuanto más tarde se aborde, más difícil resulta que la ayuda sea efectiva. Si no se hace nada al respecto, lo que suele ocurrir va desde que se generen bastantes limitaciones en su desarrollo, hasta que surjan trastornos y enfermedades.  


PLE:  Dada la importancia entonces de intervenir en forma de ayuda, ¿cómo y en qué momentos podemos suavizar ese perfeccionismo?

I.P.: La forma más general de suavizarlo está en atender todas las necesidades educativas, de forma que la mente no quede polarizada en una o unas pocas. El perfeccionismo es el síntoma de un rasgo caracterial de los niños de AACC, de forma que acaba derivando en ser una necesidad a atender. Otra forma de suavizarlo es explicar al niño la idea de que lo perfecto es enemigo de lo bueno. La reflexión conjunta con los niños es un camino de excelentes resultados. 


PLE: ¿Y cuáles son las especiales necesidades educativas de los niños de AACC? 

I.P.: Este punto da como mínimo para otra entrevista. Es un tema amplio aunque cuando se conoce, es más sencillo de lo que pudiera parecer. Precisamente, en los talleres que estoy realizando este mes de mayo por toda la geografía española se trata fundamentalmente el tema de las necesidades educativas de estos niños, punto de partida inevitable para una atención adecuada. También se puede acceder a ellas a través de la lectura de mi libro «Las necesidades educativas especiales de todos los superdotados», y que pueden solicitar a través de la web de nuestra fundación: www.fansc.com


  
PLE:  ¿Cómo conseguir que esas mismas actuaciones no hagan que el niño acabe conformándose con los resultados medianos y deje de esforzarse? ¿Es posible?

I.P.: Cuando se atienden todas las necesidades educativas no se da el dejar de esforzarse, el perfeccionismo no actúa en la parte de abordar desafíos sino en la parte de la persistencia en mejorar las acciones. 


PLE:  Asociado al perfeccionismo está el tema de las obsesiones que, según el niño, serán más o menos intensas y recurrentes. ¿Cómo abordarlas y suavizarlas?

I.P.: Suele ocurrir cuando la mente se centra en detalles que no son relevantes. Es importante que predomine el interés por aprender, el nivel de la madurez, en ciertas necesidades cuyo aumento no es problemático. Las obsesiones surgen cuando falta comprensión. Atendiendo todas las necesidades educativas, se le ofrece al niño el sentimiento de comprensión o la sensación de que está atendido. Por otro lado, los cuidadores y padres deben cuidar a su vez su propio perfeccionismo para no contagiarlo a sus hijos. Los hjjos suponen una oportunidad para mejorar como personas, y el mejor predicador es el ejemplo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *